RESERVA AHORA

  • La historia

    Demora histórica del año 1400 en Radda en Chianti

    Ubicado en los viñedos de Chianti y cerca de Siena, el Palazzo Leopoldo se presenta como un lugar encantado en el centro histórico medieval de Radda in Chianti, ideal para trascorrer vacaciones especiales. El palacio conserva su antigua estructura tanto dentro como fuera. La decoración del Palacio está dotada de muebles modernos bien compaginados con ciertas antigüedades para destacar el sabor de los antiguos señores de la Toscana. Sin duda, frescos, chimeneas y muebles lo convierten en un escenario único para ofrecer a sus huéspedes un ambiente de fábula.

    Palazzo Leopoldo ha sido dispuesto en dos estructuras adyacentes y majestuosas: una villa patricia de 1310 y el palacio histórico Beccari, perteneciente desde siempre al mismo dominio. La casa señorial al estilo del siglo XIX sigue siendo un fascinante testimonio de la Toscana medieval. Si bien, el Palacio data a 1300, hay referencias en los archivos históricos de finales de 1200. Inicialmente, este edificio fue fundado como un "hospital", esto lo demuestran documentos datados en1434. Además que peregrinos recibieron asistencia y refugio durante sus viajes religiosos.

    Sin embargo, el Palazzo Beccari ha sido, hasta hace unos años, la sede de la histórica bodega Vignavecchia. La producción de vino desde 1876 se debió gracias a la pasión de Odoardo Beccari, el explorador famoso, zoólogo y botánico del periodo florentino. Ambas casas eran propiedad de la familia Minucci. Dicha familia influyente de Radda in Chianti llegó a tal poder de administrar la producción de 24 granjas de todo el Chianti. Frecuentemente, el poder y la cultura van de la mano, es decir nobles, duques, y aristócratas ricos comenzaron a acudir a este paraje que en aquel entonces lo donaron de encanto y cierto toque de clase que todavía está presente en todas las habitaciones y pasillos. Palabras esculpidas en mármol han dejado el recuerdo del archiduque de Toscana, Leopoldo II en 1837; de la familia de Lorena; y aún más cerca de nuestros días, la estancia del príncipe de Italia, Umberto de Saboya en 1945.

    Las huellas de este esplendor todavía están presentes en el Palazzo Leopoldo porque todo esto se ve reflejado en los espacios abiertos que lo caracterizan, los frescos, pisos de terracota, chimeneas, la cocina original del siglo XVIII y el interior de la capilla. Después de una cuidadosa restauración, destinada sólo para preservar los signos del pasado glorioso Palazzo Leopoldo se ha convertido en un prestigioso hotel, donde podrá trascurrir una vacación especial y única. Será parte de una atmósfera impregnada de historia y esplendor antiguo no sólo porque se trata de un lugar inmerso en la pintoresca campiña de Chianti, sino también porque se encuentra en el corazón de la esplendida Toscana. Este enlace especial entre la historia y la naturaleza hace del Palazzo Leopoldo un lugar donde los huéspedes pueden realmente llegar a respirar el espíritu de la Toscana que siempre ha sido apreciado y amado en todo el mundo por su historia artística, política, y su belleza natural.

    Aún más, en el interior del palacio hay un restaurante, un bar de vinos, centro de bienestar y un spa que permite a sus huéspedes tener a disposición todo lo que hará posible para que su estancia en esta residencia histórica sea excepcional.